sol con lentes de sol y sonrisa

Algunas ventajas de las estufas u hornos solares >

Aquí te presentamos una estufa solar que te puede ayudar a ahorrar y a la vez proteger el medio ambiente, reduciendo el consumo de las tradicionales energías no renovables. A continuación exponemos algunas de las ventajas y posibilidades de los hornos solares:

  1. Puedes cocinar tu comida sin usar madera, petroleo, gas, electricidad u otro combustible contaminante.
  1. Cocinando con energía solar puedes ayudar a conservar los árboles, es decir, ya que no tienes que usar leña para preparar la comidad para ti y tu familia, no contribuirás a la tala inmoderada de los árboles en tu comunidad.
  2. Puedes usar la estufa solar para deshidratar frutas y conservarlas sin que se echen a perder pronto.
  3. Puedes cocinar y hac er otras cosas a la vez ya que con la energía solar no se genera tanto calor como para que se te queme la comida.
  4. En las noches puedes usar tu estufa solar también como refrigerador.
  5. Puedes tener siempre agua potable pasteurizada con tu horno solar, sin que ello represente un gasto como el agua embotellada. Así tu y tu familia estára menos expuesto a las enfermedades que se transmiten por el agua.
  6. Puedes matar bichos que se hayan metido en tus cereales.

 

HORNOS Y COCINAS SOLARES DE MUCHAS FORMAS

Los hornos o cocinas solares pueden tener aspecto muy variado. Hay muchas maneras de construir un horno que no contamine y que funcione en la mayor parte del territorio mexicano y de otros países donde hay mucho sol. Puedes hacer uno con practicamente nada de presupuesto y casi al instante. Pero también puedes hacer un horno solar un poco más sofisticado, sobre todo cuando lo piensas utilizar en un lugar fijo. Por otra parte, los modelos transportables son útiles porque te los puedes llevar y donde quieras lo puedes instalar en un par de minutos.

horno solar simple y transportable que puedes construir sin presupuesto cocina solar en forma de caja con tapa para multiples ollas
Aquí tienes un ejemplo de un horno solar muy facil y rápido de construir. Es portatil y los materiales los encuentras en cualquier zona urbana: está hecho de un protector contra los rayos solares que se coloca normalmente en el parabrisas de los automóviles para que no se caliente el interior. Aquí le damos un uso diametralmente opuesto: lo doblamos en forma parabólica y así concentra los rayos solares en el centro donde colocamos nuestra olla o recipiente para cocinar. Envolvemos el recipiente en una bolsa de plástico (cuidado! la bolsa no debe tocar a la olla) para impedir que se vaya el vapor y así obtener una temperatura mayor. Este modelo es un poco más sofisticado y requiere un poco más de tiempo para construirlo, sin embargo, los materiales empleados también son muy accesibles.
Esta variante permite colocar varios recipientes en el interior, así puedes cocinar diferentes guisos a la vez. La temperatura que se alcanza es normalmente menor que aquella de los hornos o estufas solares en forma parabólica, pero es suficiente para cocinar lo que quieras. También puedes pasteurizar el agua si lo dejas en el horno por más de 20 minutos cuando esté en su temperatura máxima.